Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

Aprovecha el cambio de hora para mejorar tu sueño y tu salud

Consejos alimenticios ante el cambio hora

El cambio de hora llega este mes de octubre ampliando el tiempo dedicado al sueño en el fin de semana. Al contrario que en primavera, nuestro cuerpo se verá recompensado por un mayor descanso, 60 minutos más que debemos aprovechar como punto de partida para mejorar nuestros hábitos de sueño, y como consecuencia, nuestra salud. Tanto es así que la falta de descanso ha demostrado aumentar el riesgo de sufrir obesidad, enfermedades cardiovasculares, pérdida de memoria, ansiedad o depresión. Así ante esta situación relacionada con el cambio de hora, recientes estudios aseguran que solamente un tercio de los españoles reconoce dormir las horas necesarias entre semana, despertándose con la sensación de haber tenido un sueño no reparador y finalizando el día muy cansados.

En este sentido, desde Super Premium Diet, el servicio de asesoramiento nutricional en farmacias de Grupo NC Salud, se señalan algunos de los muchos beneficios que se desprenden de dormir las horas necesarias y de tener un correcto descanso, que nos ayudarán.

Cambio hora

– Contribuye a mejorar el metabolismo y reforzar las defensas.

Dormir el tiempo necesario ayuda a mejorar el metabolismo de los azúcares al reducir la intolerancia a la glucosa, ideal para prevenir la diabetes o ayudar a controlarla. A su vez, refuerza al sistema inmunológico, minimizando el riesgo de padecer infecciones, tan típicas de las estaciones frías.

– Mejora el estado de ánimo y la tensión arterial, disminuyendo el estrés.

Son varios los estudios que han demostrado que, en el adulto, tanto la privación parcial del sueño como un exceso de horas durmiendo tienen un efecto significativo en nuestro estado de ánimo, pudiendo provocar mal humor, irritabilidad y nerviosismo o estrés. El control de dicho estrés a través de un sueño adecuado nos ayudará, de igual modo, a mejorar la tensión arterial y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

– Provee de energía tu cuerpo.

No tener un descanso correcto se traduce en una continua sensación de fatiga y cansancio, mermando nuestro rendimiento diario tanto físico como mental. Por esto, lo recomendable para adultos entre 18 y 64 años es dormir de siete a nueve horas, lo que permite estar preparado para rendir mentalmente y realizar actividad física que, si se practica de forma moderada y evitando realizarla antes de acortarse, ayuda también a tener una buena calidad de sueño.

– Ayuda a adelgazar.

Las personas que duermen menos presentan mayor probabilidad de consumir más alimentos ricos en grasas y carbohidratos refinados, así como menores proporciones de verduras, siguiendo unas pautas dietéticas más irregulares. Estos patrones alimentarios inciden en nuestra salud, asociando la falta de descanso al aumento de peso y, por tanto, al desarrollo de obesidad, enfermedades endocrinas y cardiovasculares.

Trastornos de sueño

La explicación radica en que dormir menos de lo recomendado incrementa los niveles de grelina, una hormona que reduce la quema de calorías y estimula el apetito; y disminuye la producción de leptina, hormona encargada de enviar la señal a nuestro cerebro de que estamos saciados y debemos parar de comer.

Poniendo el foco en este último punto relacionado con la alimentación, existen diversos motivos que condicionan trastornos propios del sueño, pero todos los estudios coinciden en un factor determinante: los hábitos alimenticios.

“Hoy sabemos que la síntesis de algunos neurotransmisores, sustancias que actúan como mensajeros químicos entre las neuronas y las hormonas relacionadas con el ciclo del sueño, dependen de ciertos nutrientes específicos de los alimentos, prueba inequívoca de la asociación entre dieta y descanso”, asegura Carlos Fernández, director médico del Grupo NC Salud.

El binomio vigilia-sueño marca, día a día, nuestro estado anímico, bienestar físico y rendimiento laboral. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que una correcta higiene del sueño es sinónimo de positividad y buena salud.

 

Administrador NC

Administrador del Blog NC

Dejar un comentario  

name*

email*

website

Enviar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR