Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

Día a día: Los tipos de hambre y cómo afrontarlos

¿Por qué comemos? Seguramente tu primera respuesta a esta pregunta será “Porque tenemos hambre”, pero si nos paramos a pensar, el motivo o raíz de nuestro hambre no siempre es el mismo.

  • El hambre de los sentidos:

La vista o el olfato pueden influir mucho en nuestra alimentación. Estamos constantemente expuestos a tentaciones alimentares. Los sentidos no sólo en qué plato elegimos, sino que también pueden llevarnos a comer e incluso a sentir hambre cuando realmente no la tenemos. Es lo que se conoce por “comer por los ojos”.

  • El hambre por aburrimiento:

Sea porque tenemos una costumbre de comer en determinadas ocasiones (y si no lo hacemos parece que nos falta algo), como si estamos en casa sin tener qué hacer y de pronto pensamos en picar algo… El aburrimiento y la costumbre pueden hacer que sintamos hambre cuando en realidad nuestro organismo no necesita comer.

  • El hambre por ansiedad o impulsividad:

Nuestro estado psicológico y sentimental es otro factor fundamental a la hora de determinar el hambre. Los ataques de hambre, los atracones (normalmente de alimentos muy calóricos), pueden ser una vía de escape de otros sentimientos. Es muy importante no confundir ansiedad y apetito.

  • El hambre por recompensa:

Después de un día estresante, difícil o cansando, a veces nos apetece un premio comestible. Esta puede ser una manera inconsciente, o incluso a veces consciente, de recompensarnos por algo.

 Cómo identificar si el hambre es real y controlarlo:

Antes de lanzarse a comer estos alimentos tan atractivos, es importante tomar conciencia de la situación. Párate y piensa si realmente tienes hambre. ¿Cuántas horas han pasado desde la última comida? ¿Cuánto queda para la siguiente? La planificación es esencial para controlar falsos ataques de hambre. Si planificas tu menú con un horario concreto, realizas las 5 comidas diarias, empezando por un desayuno completo, podrás controlar más fácilmente las tentaciones.

Si quieres más consejos y trucos sobre cómo controlar el hambre y la ansiedad, haz clic aquí:

Cómo prevenir los atracones - Nutrición Center

 

 

 

 

Estrés y alimentación

Marta Gámez

Directora Técnica de Grupo NC Salud

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR