Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

Una dieta que cuida tus defensas

En época de resfriados, una la alimentación adecuada puede ayudar a mantener el peso controlado y además ganar salud.  Normalmente cuando cuidamos el peso lo que buscamos es una cuestión de estética, sin embargo el peso y la salud van más relacionados de lo que pensamos.

Una alimentación excesiva en grasas o azúcares se refleja inmediatamente en el peso, pero también se nota en el organismo. Además, si para adelgazar se mantiene una dieta demasiado estricta o desequilibrada el organismo no estará fuerte, y las defensas estarán debilitadas y no podrán combatir a gripes y resfriados.

Consejos para cuidar las defensas:

La importancia de un peso saludable: Los kilos de más interfieren en el funcionamiento de la insulina, encargada de facilitar energía a las células para que no se debiliten, impidiendo su correcto funcionamiento. Para evitar el sobrepeso es necesario reducir la ingesta de calorías, pero no de cualquier manera. Una dieta equilibrada debe ofrecer  la energía y los nutrientes necesarios.

No saltarse las comidas: Además de ser perjudicial para el peso, saltarse el desayuno, la media mañana o la merienda, por ejemplo, provoca ansiedad y hace sufrir a tu sistema inmune. Cuando se experimenta algún grado de estrés el organismo genera cortisol, una sustancia que se ha demostrado que debilita las defensas naturales del organismo.

Alimentos anti-infección: Existen alimentos que ayudan a crear un escudo contra las infecciones. Una alimentación que garantice el aporte de todos los nutrientes esenciales (especialmente las vitaminas A, C y E, y los minerales hierro, zinc, y selenio) es la mejor manera para mantener siempre en buena forma el sistema inmunitario. Más información aquí.

Ejercicio para reforzar el sistema inmune: El ejercicio moderado (media hora 3 veces por semana) refuerza el sistema inmune.

El tabaco perjudica al sistema inmune: Estudios han demostrado que la nicotina, al penetrar en el cuerpo, es capaz de neutralizar los glóbulos blancos, células que juegan un papel inmunológico importante.

Dormir bien es importante: Según un estudio británico, cuanto más duermes mayor es la producción en tu organismo de glóbulos blancos, las células que se encargan de la inmunidad (defensas). (Además, dormir bien nos ayuda a quedar calorías)

Los platos apetecibles refuerzan tu organismo: Los platos sabrosos y apetitosos ayudan a ser constante con la dieta y no abandonar. Además, cuando estás feliz tu organismo genera endorfinas, neurotransmisores que provocan un estado de bienestar y relajación que ejerce un efecto protector en el sistema inmunológico.

Fuente: Saber Vivir

NC en Google+

Marta Gámez

Directora Técnica de Grupo NC Salud

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR